La agricultura avanzada es una de las estrategias que contempla la Región del Maule en Chile, para generar ventajas competitivas a través de la innovación.

Conceptos como economía circular e inteligencia artificial, permiten generar lo que se conoce como “agricultura 4.0”; lo que se considera un avance tan importante como lo significó el paso de la caza y la recolección a la cultura agrícola, una de las primeras revoluciones que permitieron, hace unos 10 mil años, el desarrollo de la humanidad, y sus civilizaciones.

Dichos temas fueron parte central de la cuarta versión del seminario Regional de Ciencia y Tecnología: “Agroindustria Avanzada”, organizado por CONICYT a través de su Programa Regional, realizado en Talca.

La región busca posicionarse como líder mundial en exportaciones agrícolas, lo que permitirá a Chile competir en los principales mercados como una potencia alimentaria.

“La perspectiva científica tiene mucho que ofrecer a la discusión acerca del cambio climático. Un ejemplo de esto es la megasequía que vivimos desde el año 2010: estudios realizados en la Universidad de Chile, indican que cerca del 25% de la escasez hídrica actual es atribuible al aumento de la temperatura global”, explicó la directora ejecutiva de CONICYT, Aisén Etcheverry.

“Por lo mismo, contar con evidencia científica resulta clave a la hora de tomar decisiones y elaborar políticas públicas para enfrentar problemáticas de esta magnitud”, añadió.

Agricultura 4.0

Giovanna Muñoz es directora Ejecutiva del CEAP, centro que desarrolla el uso de tecnologías con membranas; es decir, filtrados y refiltrados para obtener una concentración mayor en compuestos derivados de la agroindustria sin adición de productos químicos.

Muñoz sostuvo que los seminarios organizados por CONICYT son vitales. Lo anterior ya que conjugan a académicos, empresas y científicos extranjeros y nacionales con casos de éxitos aplicables a la realidad local.

Durante el seminario se debatió en torno al potencial de la inteligencia artificial para una mayor eficiencia y exactitud en los procesos de siembra y cosecha. La estrategia será clave para generar medidas de adaptación para fenómenos como el cambio climático.

Entre los expertos internacionales el seminario contó con Alexander Boto, profesor de economía circular en la Universidad del País Vasco.

El experto destacó que “el Maule es una potencia agroeconómica por lo que debe avanzar en materia de economía circular; que logra mayores ingresos y valor agregado al sector. Agregando criterios de sostenibilidad como por ejemplo la huella ambiental en los productos, que es muy supervisado en Europa”.

“Para aplicar la economía circular a la agroindustria se debe hacer un análisis global de impactos y ahorros que se generan en el rubro”, enfatizó.