De acuerdo al último informe de Monitor Agroclimático preparado por la Sección de Emergencias y Gestión de Riesgos Agrícola del Ministerio de Agricultura, en materia de Sequía Meteorológica, con el pasar de los meses se configura en el presente año una situación de sequía extrema con déficit por sobre el 70% desde Curicó al Norte.

En tanto, entre Talca y Los Lagos se visualiza una situación intermedia de alrededor del 30% de déficit y una realidad más cercana a lo normal en el sector austral.

Según precisa el informe, los datos mensuales llevados a la medición del Índice de Precipitación Estandarizado (IPE-SPI) configuran una distribución territorial muy similar a lo largo de todo el año, con la excepción del mes de agosto donde la sequía moderada se extendió hasta Aysén.

El análisis destaca que “de confirmarse el pronóstico de precipitaciones trimestral de la Dirección Meteorológica de Chile para el área lo más probable es que la severidad de la sequía meteorológica empiece a reflejarse en el Índice de Condición de la Vegetación (ICV), especialmente en zonas de Maule, al aumentar las temperaturas y la demanda por evapotranspiración”.

Sequía Hidrológica

En relación al caudal de los ríos, el Boletín de agosto de la DGA, precisa que todos los ríos desde el Copiapó hasta la región de O’Higgins disminuyeron sus caudales, con excepción del Maipo que tuvo un pequeño aumento.

En las regiones de Maule al Biobío los caudales experimentaron un aumento debido a las lluvias caídas en el sector. Todos los ríos están bajo sus promedios e, incluso entre el Choapa y el Maule por debajo de sus mínimos históricos, habiendo casos como el Cachapoal que ha estado toda la temporada bajo sus mínimos y otros como el Aconcagua que esta bajo su mínimo histórico desde marzo. Con respecto al año pasado, todos los caudales son inferiores, con la excepción de los ríos Copiapó y Biobío que han sido superiores.

Los embalses a nivel nacional presentan un déficit del 34% respecto de sus promedios. El mayor déficit corresponde a los embalses mixtos de la zona Centro Sur, dedicados a la generación y al riego, que tienen un déficit del 55%, representando un 65% del total embalsado. Los únicos embalses que tienen superávit son los dedicados exclusivamente al riego, ubicados especialmente en la zona del Norte Chico, y que su llenado está un 4% por sobre su promedio. En todo caso, respecto del mes anterior, hubo un aumento del 10% de los volúmenes almacenados.

Índice de Vegetación (VCI)

El índice de Condición de la Vegetación (28 de julio al 12 de agosto de 2019) refleja el impacto de la sequía en las plantas. La escala del índice va de 0 a 100. Una situación desfavorable se muestra a partir de un valor de 40 ó menos.

Hacia mediados de agosto se observaba una situación de consolidación de la sequía agrícola desde Atacama hasta el secano interior de O’Higgins, situación que se ha mantenido, prácticamente en toda la temporada.

Por otra parte, se advierte una zona de transición en la región del Maule y una situación relativamente estable desde Ñuble al Sur. Este panorama ha significado que en los sectores de secano entre Coquimbo y O’Higgins la falta de precipitaciones ha afectado especialmente a la actividad ganadera de subsistencia lo que ha obligado al Ministerio de Agricultura a declarar situaciones de Emergencia Agrícola hasta algunas comunas del norte del Maule.

Con la llegada de la primavera, y teniendo en cuenta el pronóstico trimestral existente, lo más probable es que esta situación se mantenga en las mismas regiones afectadas avanzando, posiblemente a ciertos sectores de secano de Maule Norte.

Pronóstico para septiembre,octubre y noviembre de 2019

En cuanto al pronóstico trimestral (septiembre-octubre- noviembre) , la Dirección Meteorológica de Chile indica que las precipitaciones en general estarán en montos “bajo lo normal” desde Ñuble y Biobío, mientras que en el amplio tramo de La Serena a Puerto Montt, las precipitaciones están entre “Bajo lo normal anormal”. Sólo se espera una probabilidad sobre lo normal entre la provincia de Palena y el norte de Magallanes. En cuanto a las temperaturas, predominarán temperaturas máximas más cálidas de lo normal y mínimas más frías de lo normal con excepción de los extremos.

Por su parte, el Estatus del Sistema de alerta del ENSO, indica una Situación “no activa” de El Niño.

En este sentido, el Niño ha cambiado a una situación de “ENSO Neutral”, la cual es posible que continúe hasta el verano de 2020 de nuestro hemisferio. (50-55%).
Pronósticos recientes indican que El Niño 3.4. permanecerá en valores positivos ligeramente sobre el cero, manteniéndose lejos a una condición de “El Niño”. La información actual, por lo tanto, indica que en el mediano plazo el fenómeno no va a ser gravitante en ninguna de sus fases, toda vez que las probabilidades de “La Niña”son la mitad de las de El Niño.