“No le hemos tomado el peso”. Con estas palabras se refirió el ministro de Agricultura, Antonio Walker a la emergencia hídrica que sufren cuatro regiones del país, y que afecta a 103 comunas.

Estas son algunas cifras que deja la megasequía más grande de los últimos 60 años en Chile, y que según expertos no tiene perspectivas de mejora en un futuro próximo, debido a los efectos del cambio climático.

Lo que sucede es muy grave, una crisis a nivel país, no solo para la agricultura, sino también para todas las áreas. Y siento que no le hemos tomado el peso a los efectos que esto pueda tener para el desarrollo, la economía, la autonomía de las regiones, los alimentos. Llegó la hora de actuar”, señaló Walker a El Mercurio .

Según el titular de Agricultura, el Estado no estaba preparado para lo que venía. “Dejamos pasar 50 años en los que no hicimos obras”, señaló.

Sostiene que el atraso es tal que la única solución es llevar el tema nivel político y lograr un acuerdo en torno a problemas que llevan décadas en discusión.

“Este es un tema grave. Yo quiero hacer un llamado nacional. Llegó la hora de poner el agua como un tema de Estado, de unión nacional para enfrentarlo juntos”.

Para abordar el tema se conformará una mesa nacional de la sequía, liderada por el Presidente Sebastián Piñera, el ministro de Agricultura y el de Obras Públicas, quienes la próxima semana anunciarán a los próximos integrantes.