Los empresarios agrícolas aseguraron que -en caso de ser necesario- estarían dispuestos a sacrificar parte del agua que utilizan para los cultivos para así asegurar el consumo humano.

“Si tenemos que sacrificar cultivos para abastecer de agua a comunidades que lo requieran, lo vamos a hacer”, expresó el presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ricardo Ariztía, durante la XV versión del Encuentro Nacional del Agro 2019 (Enagro) que se realizó esta semana.

“La prioridad debe ser el consumo humano del agua, por lo que, si los agricultores tenemos que sacrificar cultivos para abastecer a comunidades que lo requieran, lo vamos a hacer, tal como lo hemos hecho siempre y como lo establece la actual legislación”, subrayó el representante del gremio.

Ariztía, citado por la SNA, valoró las gestiones del Gobierno para paliar la crisis hídrica que afecta al territorio nacional -con estado de “emergencia” en seis regiones- y destacó “la experiencia histórica de los agricultores” en la gestión del vital elemento.