Sin lugar a dudas, el cambio climático y la actual megasequía que enfrenta el país es una de las crisis nacionales que más está impactando en nuestra agricultura. Si bien ya estamos viviendo algunas de las consecuencias de la crisis, el panorama no se ve alentador y si la tendencia no cambia, los próximos años serán aún más complicados.

En este sentido, fue que la Federación de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta) llevó a cabo la encuesta nacional “Impacto de la Sequía en la Fruticultura Chilena”, realizada entre el 16 y 23 de octubre de 2019, con el objetivo de medir por primera vez el impacto a nivel de huertos de la sequía en las zonas que están complicadas por esta situación. La encuesta recolectó 375 respuestas de productores frutícolas desde Atacama hasta Los Lagos. 

De acuerdo con el informe, el 61,5% de los productores indicó que la situación hídrica actual de sus huertos es “delicada”. El 25,9% señaló que la situación es “insostenible» y solo un 12,5% considera que la situación es “sostenible” a pesar de la crisis hídrica.

Asimismo, los respecto al tiempo en el que han percibido estas complicaciones, el 36,3% dijo que desde “el último año”, el 33,9%, que la crisis hídrica los está afectando en “los últimos 4 años”. Mientras, que el 22,1% indicó que “entre los últimos 5 y 10 años”, y un 7,7% desde “hace más de 10 años”.

Uva de mesa la más afectada

Las consecuencias que se pueden presentar a raíz de esta crisis son muy variadas. En promedio un 34,77% de la producción, en cuanto a volúmenes, se verá afectada por una u otra manera esta temporada por la sequía. De acuerdo con los productores, la uva de mesa es la especie que más se ha visto afectada con la megasequía. Así lo señaló el 32,3% de los entrevistados, en segundo lugar, se ubicaron los frutos secos con un 21,9% y en tercero la cereza con un 20,3%. Además, se mencionaron la manzana y pera (15,5%), cítricos y carozos (14,1% y 13,6), paltas (13,1%) y finalmente arándanos, berris y kiwis (8,5%).

Se reducirá un 20% las hectáreas de riego

Debido a la escasez de agua, los productores han decidido hacer recortes en el uso del agua. Respecto a esto, se les consultó el porcentaje de su superficie con frutales que tendrán que dejar de regar esta temporada. Los resultados son preocupantes ya que 58,9% indicó que deberá dejar de regar al menos un 20% de sus hectáreas.

El empleo también se verá afectado

Otro de los sectores que se han visto afectados por la crisis hídrica es el laboral. De acuerdo con la consulta, la contratación de personal de temporada, en promedio, podría disminuir hasta en un 30,46%, como consecuencia de la crisis hídrica. Un 51%, señaló que la contratación de personal de temporada bajará entre un 10% y 20%. Mientras, el 16,6% mencionó que dejará de contratar un 30% de personal temporero para la actual temporada.

Inversiones en pausa

La inversión privada también ha sido afectada por esta situación. Según expresaron los productores, el 73,6% ha tenido que postergar inversiones planificadas en su empresa (replante, más superficie, packing, etc.) debido a la emergencia hídrica actual.

Tecnología útil para la sequía

Finalmente, los entrevistados fueron cuestionados sobre el uso de tecnologías y su impacto en la crisis hídrica. El 44,8% señaló que la incorporación de tecnologías como sensores, manejo de bigdata o riego tecnificado le ha ayudado o ayudará a sortear la situación, un 40,5% señaló que “solo en parte” y únicamente un 4,5% dijo que “no”.

Este informe mide por primera vez el impacto a nivel de huertos de la crisis hídrica que afecta Chile. Los resultados han sido compartidos con las autoridades del Ministerio de Agricultura y la Comisión Nacional de Riego, para exponer el panorama que perciben los fruticultores de las principales regiones del país.

Si quieres consultar el informe completo ingresa a: https://bit.ly/2QkLDIk